Site Overlay

NO TE PIERDAS EL PROGRAMA

TODOS LOS SÁBADOS

A LAS 9:00 AM

POR :

ECUAVISA Y ECUAVISA INTERNACIONAL

TIPS DE COCINA

Cómo Cocinar Vegetales

A veces no tenemos el tiempo o las ganas de preparar comidas muy elaboradas, y nuestra primera idea es llamar al delivery para que nos traigan algo. Pero esta suele ser una opción cara y poco saludable.

Por eso armamos esta lista de formas rápidas y saludables de cocinar vegetales, para que puedas prepararte un almuerzo o cena en pocos minutos y casi sin esfuerzo, ¡que además son buenas para tu salud y tu presupuesto!

#1 Hornear

  • En lugar de patatas fritas, córtalos en rodajas, sazona con aceite de oliva, pimienta de cayena y una pizca de sal.
  • Corta una calabaza en trozos, rocíalos con aceite de oliva y espolvorea con canela.
  • Una patata para el almuerzo, cubierta con brócoli y una pizca de queso.

#2 Hervir

  • Tomates cortados en cubitos o trituradas en un caldo de verduras o de pollo, para la base de una sopa de tomate casera. Añade hierbas frescas y especias para hacer tu propia receta original.
  • Nabos y papas juntos, para hacer un puré, y sazonar con sal y pimienta.
  • Col rizada, y sírvela con un puñado de pasas picadas, sal y pimienta.
  • Calabaza, y sazónala con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva.

#3 Cocinar al vapor

  • Cualquiera de tus verduras favoritas con el jugo y ralladura de cítricos añadida al agua, para crear sabores nuevos y audaces. Pruebe el jugo de limón con espinacas, y naranja o pomelo con brócoli o zanahorias.
  • Un popurrí de verduras, sazonadas con algunas hierbas. Sirve sobre cuscús.
  • Col, y condimenta con semillas de alcaravea, sal y pimienta.
  • Judías verdes con cebolla picada. Añade un diente de ajo al agua de cocción.

Como Conservar Los Alimentos

1.- En la medida que sea posible, consume los vegetales crudos o con
una cocción mínima. De este modo garantizaremos que los vegetales
conserven todo valor nutricional.

2.-Alarga la vida de tus frutas y verduras  con un simple paso. Lava
únicamente lo que comerás al momento. Si lavas todos vegetales y
metes a la nevera la humedad acelerará el proceso de maduración y se
estropearán.

3.- Utiliza una cucharilla para retirar la piel del jengibre. Además de
ser un método sumamente fácil, aprovechas al máximo del ingrediente. Este
mismo truco también es válido para retirar las semillas de los ajíes.
Los cotas a la mitad y, luego, con la cuchara remueves fácilmente las
semillas.

4.- Al momento de limpiar tus fresas, arándanos y demás frutos del
bosque utiliza una mezcla de vinagre y agua. Esto te permitirá eliminar los
residuos de pesticidas y evitar la aparición de moho.

5.- Aprovecha las bolsas de papel para conservar en óptimas condiciones
tus cebollas y ajos. Solo necesitas hacerle unos agujeros a las bolsas de
papel e introducir en ellas las cebollas o ajos.

Tips Saludables

1. Haz hoyos a las bolsas del refrigerador
Las verduras o frutas que metas al refrigerador en bolsas de plástico no
deben estar cerradas completamente, haz pequeños hoyos en la bolsa, de
lo contrario la humedad propiciará que se formen hongos o bacterias que
pueden descomponer tus alimentos más rápido.


2. Las verduras hasta abajo
Guarda las verduras en la parte de hasta abajo del refrigerador. Las
verduras contienen principalmente agua y químicamente tienden a ceder el
agua que se encuentra en su cuerpo a los alimentos que son más secos,
por esta razón se deshidratan, conservándolas en la parte de hasta abajo y
haciendo hoyos a las bolsas evitas que se deshidraten y entren en estado
de putrefacción.


3. Innova tus floreros
Las plantas que sean delicadas como el cilantro o apio almacénalas como
si fueran flores. Ponlas en un vaso de agua y cambia el agua cada
segundo o tercer día, de esta manera obtendrás plantas frescas por más
tiempo.


4. Deshidrata
Si lo tuyo no es estar cambiando el agua de tus floreros cada segundo o
tercer día, entonces deshidrata las hierbas, extiéndelas en una coladera
con una servilleta de papel para que absorba la humedad y espera algunos
días a que se deshidraten (solo cuida de que estén bien extendidas para
evitar que se descompongan). Después, las puedes almacenar en una
bolsa de papel (de estraza) o un frasco y tener hierbas por un buen tiempo.