Sin aceite, más saludable

Con algunos trucos de cocina y las técnicas adecuadas, es posible preparar sin aceite una gran variedad de platos, desde huevos fritos hasta carnes o ensaladas.

Pescado. En una sartén o a la plancha, se puede sustituir el aceite con un chorrito de caldo o de zumo de limón. Al horno, se puede hornear en papel aluminio o sobre un colchón de verduras, regándolo con un poquito de caldo para que no se reseque durante la cocción. Otra opción es cocinarlo al vapor con especias.

Carne. Al horno se puede condimentar y asar directamente en la rejilla (como si fuera una barbacoa). Si utilizamos la sartén o la plancha, se necesita contar con una superficie antiadherente en buen estado. Los filetes finos se hacen “vuelta y vuelta”, mientras que los que son más gruesos deben sellarse primero en la superficie (con el fuego fuerte) y dejar que se cocinen después con el fuego más bajo. De esta manera, quedarán jugosos en su interior.

Aves.  Si asas un pollo entero, además de humedecerlo bien con caldo o zumo de lima, naranja o limón, se puede colocar en el interior algunas frutas que aporten sabor y humedad, así como hortalizas que quedan muy bien al horno (por ejemplo, las cebollas). Otra alternativa es utilizar bolsas plásticas aptas para horno.

Huevos fritos. Se puede sustituir el aceite por agua con sal. Cuando el agua esté hirviendo, casca el huevo y viértelo. Conviene que tapes la sartén para que se haga de manera uniforme. En apenas unos minutos estará listo.

Fuente: consumer.es

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *